Parque Nacional Yellowstone

Miércoles, 24 Septiembre   

El Parque Nacional Yellowstone tiene algunas de las características geológicas más extrañas e interesantes que yo haya visto en todo el mundo. Esta vasta caldera o cuenca volcánica es todo lo que queda de un gigantesco volcán que explotó hace muchos miles de años. La zona todavía está sobre un punto caliente de la costra terrestre, lo que nos permite ver una fascinante variedad de fenómenos de actividad geotermal. Es uno de los pocos lugares en el planeta con miles de coloridas fuentes termales recubiertas con duras capas minerales, de donde sale agua caliente y vapor haciendo burbujas, en chorros y con silbidos, hasta explotando de la misma tierra. Hay hornos naturales de barro hirviente donde este hace burbujas y salpica su colorido líquido formando grandes conos volcánicos. En este plácido lugar yacen cientos de géiseres, que permanecen dormidos en ríos de aguas termales calientes por horas o por días, y luego, a intervalos semi-regulares, hacen erupción, formando grandes plumas de agua caliente y vapor de cientos de pies de alto, para luego retirarse nuevamente a su tibia hibernación. Hay otros lugares en el mundo con géiseres, pero hay más géiseres activos en el Parque Nacional Yellowstone, que en todas las demás localidades juntas.

Yellowstone fue el primer Parque Nacional creado por el gobierno de los Estados Unidos en 1876 para preservar la belleza natural de este extraño y hermosísimo lugar. Además de preservar sus numerosas atracciones geotermales, el Parque Nacional Yellowstone sirve como refugio para una amplia variedad de vida salvaje americana. La última manada salvaje de búfalos de los EE.UU. todavía se mueve tranquilamente por las praderas de Yellowstone, junto a enormes manadas de alces, ciervos, antílopes, coyotes, águilas, osos y lobos. Mientras recorre los bellísimos paisajes de Yellowstone podrá distinguir fácilmente muchas de estas criaturas salvajes.